Entrega en el Departamento de Guatemala el mismo día en compras antes de las 5:00 pm / Interior en 24 a 48 horas

La importancia de la HIDRATACIÓN y suplementos en tu rutina de ejercicios

RSS
La importancia de la HIDRATACIÓN y suplementos en tu rutina de ejercicios

HIDRATACIÓN Y SUPLEMENTACIÓN


Cuando cumplimos una rutina de ejercicios físicos (sobretodo programados, y cuando hay una exigencia, más aún) debemos cuidar ciertos detalles para optimizar el rendimiento deportivo.
En primera instancia, asegurarnos cubrir los requerimientos de agua es de vital importancia ya que la demanda aumenta, sobre todo en climas calurosos.

 
Por otro lado, solo en caso de ser necesario, evaluar el uso de algún suplemento especifico.
A continuación, veremos algunas especificaciones tanto en la hidratación como en la toma de decisiones de la suplementación.


HIDRATACIÓN Y ACTIVIDAD FÍSICA


Nuestro cuerpo esta conformado por al menos un 70% de agua. Por lo que considerar una hidratación adecuada es clave para prevenir fatiga, calambres, falla en la toma de decisiones y por ende entorpecer el rendimiento deportivo (y la salud).

 
No todos necesitamos lo mismo, y no es lo mismo entrenar en invierno que en verano. Pero si existe una generalidad de intentar llegar a un volumen de 500 ml de agua por hora y, de esta manera, asegurarnos cubrir una base adecuada de líquidos.

 
¡No olvidemos que con la sudoración también perdemos sales! Por lo que se sugiere consultar cómo cubrir este aporte, más allá del agua propiamente dicha.

 
SUPLEMENTACIÓN Y ACTIVIDAD FÍSICA


En caso de la suplementación, cabe resaltar que primero debemos asegurarnos tener una alimentación nutricionalmente completa, y cubrir el 100% de nuestras necesidades. Una vez asegurado esto, se evaluará el uso de suplementos específicos según cada caso en particular. La sugerencia siempre es consultar con profesionales pertinentes en el área a la hora de querer suplementar (nutrición deportiva, deportologia, medicina clínica, etc.).

 

La suplementación puede ser útil para abordar deficiencias nutricionales específicas o para apoyar objetivos de salud específicos. Sin embargo, es importante enfocarse en obtener la mayoría de los nutrientes a través de una dieta equilibrada antes de recurrir a suplementos.

 

Aquí hay algunos consejos para lograr una suplementación adecuada:

Consulta con un profesional de la salud:

Antes de comenzar cualquier régimen de suplementos, habla con un médico, un dietista o un profesional de la salud para evaluar tus necesidades nutricionales individuales.

Identifica deficiencias nutricionales:

Realiza análisis de sangre u otras pruebas para identificar posibles deficiencias nutricionales antes de tomar suplementos. Esto puede ayudar a determinar qué nutrientes necesitas.

No excedas las dosis recomendadas:

Evita la automedicación y no excedas las dosis recomendadas. Demasiados nutrientes pueden ser perjudiciales para la salud.

Integra suplementos de manera equilibrada:

Utiliza los suplementos como complemento a una dieta equilibrada en lugar de depender exclusivamente de ellos. Los alimentos enteros ofrecen una variedad de nutrientes y compuestos beneficiosos que los suplementos no pueden replicar por completo.

Evalúa la necesidad a lo largo del tiempo:

Las necesidades nutricionales pueden cambiar con el tiempo debido a factores como el envejecimiento, cambios en la dieta o cambios en la actividad física. Reevalúa tus necesidades nutricionales periódicamente.

Realiza un seguimiento de los resultados:

Monitorea cómo te sientes y si hay mejoras en tu salud o en los marcadores nutricionales después de comenzar la suplementación. Ajusta tu enfoque según sea necesario.

 

Recuerda que la suplementación debe ser una herramienta complementaria y no un reemplazo de una dieta equilibrada y saludable. Además, antes de comenzar cualquier régimen de suplementos, es fundamental buscar la orientación de un profesional de la salud.

 

Artículo anterior Próximo artículo

  • GNC Guatemala