Envio gratis en compras mayores a Q200, realizadas desde la web o servicio al cliente / Lunes a Viernes Interior en 24 a 48 horas

Fin de año y alimentación

RSS
Fin de año y alimentación

Se acercan las fiestas de cierre de año y las dudas con respecto a la alimentación suelen ser siempre las mismas. ¿Cómo encaro todos los encuentros sociales sin descuidar mi alimentación? Y en caso de descuidarla, ¿pierdo el foco de mis objetivos?

Sold out

Sold out

Sold out

 

Muchas veces cuando aumenta la frecuencia de ingestas fuera de lo que suele ser nuestra alimentación habitual, puede haber cambios en composición corporal poco favorables, pero si esta frecuencia se ve afectada a mediano largo plazo.

Pensando en los 12 meses que tiene el año, si 1 mes es relativamente más flexible (hablando de mayor volumen de ingestas fuera de la alimentación habitual) podría haber cambios mínimos pero poco significativos, porque no predominará en mis hábitos.

Entonces: no va a haber una comida, período o momento a corto plazo que me haga tener cambios significativos de composición corporal y hábitos, sino que va a depender de lo que suelo hacer habitualmente de mediano a largo plazo, con margen de flexibilidad.

RECOMENDACIONES
No dejes de disfrutar las reuniones sociales en estas fiestas con familiares y amigos. Restringirse o limitarse solo lleva a que tengamos un efecto negativo hacia la alimentación, viéndonos limitados y sintiendo culpa donde no debería haber.

No hacemos foco en lo que pasa entre navidad y año, sino que entre año nuevo y navidad (en el resto del año).

Intentemos llevar una alimentación ordenada, con las comidas principales nutricionalmente completas, y si tenemos un evento, hacer una “desviación” de mi alimentación tratando de comer lo “justo y necesario” (ni demás, ni de menos). Compensar lo único que genera es desequilibrio. Por lo que si comemos distinto, que sea un mini paréntesis para después volver a reencontrarme con los hábitos de alimentación saludable.

CONCLUSIÓN
El concepto de SALUD vincula varios ejes: el BIO PSICO SOCIAL. Es decir: más allá de la alimentación, es importante nutrir nuestros vínculos y emociones. ¡Llegar a un equilibrio con estos tres ejes es clave!

Artículo anterior Próximo artículo

  • GNC Guatemala